Global Council for Tolerance and Peace

Cómo un niño enfrenta la intimidación… o el “bullying”

Por D. Antoine Chartouni

D. Antoine Chartouni

Hay muchas formas de agresión: verbal, física, agresiva entre los estudiantes de la escuela… y la intimidación o el “bullying”, psicológicamente dañina para el niño. Entonces, ¿qué es el “bullying”? ¿Cuáles son las causas psicológicas que llevan a un niño a usar la intimidación hacia los demás? ¿Cómo pueden los padres limitar esta “perturbación” social?

Cuando el niño expresa su renuencia a estar con este amigo, o no quiere ir a la escuela, o le muestra al niño algunos trastornos mentales-físicos, los padres deben preguntarse: ¿por qué su hijo se comporta de esta manera? Las causas son a menudo simples, y los padres pueden tratarlas rápidamente. Pero a veces el niño está preocupado debido a que otros estudiantes se burlan de él, lo golpean y usan muchos medios agresivos hacia él. Por lo general, todos los niños expuestos a este tipo de agresión, no le gustan hablar de su situación abiertamente, por miedo a los niños que lo agredan, y a que sus padres lo miren como inferior. Él permanecerá en silencio sobre su herida, “lo cual solo será curado a través de la confrontación.”

El significado general del “bullying”

El “bullying” es una forma de abuso físico (agresión física, palizas, bofetadas, patadas…) o abuso psicológico (la coacción y manipulación de los sentimientos del otro de manera evidente, y se transforme en burla, intimidación o bullying) de una persona o grupo de personas a un individuo o grupo de individuos que son más débiles o menos poderosos en el nivel físico o social. Una persona que intimida puede crear un problema con alguien que es de un rango social inferior de él, o más joven (es decir, más pequeño que él). Este último punto se encuentra a menudo en las escuelas entre los niños.

¿Cuáles son las causas del bullying?

Las razones del bullying son muchas. Primero, el matón tiene generalmente una personalidad autoritaria, es decir, tiene la necesidad constante de controlar y dominar los otros. Segundo, la falta de autoestima puede ser una causa del bullying: El matón presiona los demás para ocultar un sentimiento de ansiedad y miedo porque no valora a sí mismo. Tercero, la depresión, los problemas familiares y la ansiedad excesiva pueden ser causas directas del bullying. Finalmente, no podemos pasarse de la idea de la imitación. Algunas personas imitan el matón para ganar fuerza y un sentido de grandeza.

El “bullying” en la escuela.

De las incubadoras del “bullying” son las escuelas: en los estadios, gimnasios, baños y autobuses que transportan a los estudiantes a sus hogares. Algunos estudiantes toman un método e intentan controlar otros estudiantes generalmente más pequeños, e inferiores a ellos en el nivel social. El matón daña a los compañeros de clase u otras clases tanto verbalmente como físicamente. Los estudios psicológicos han confirmado que los matones fueron víctimas de intimidación en su hogar o por los adultos, por lo tanto, usan este método para sentir poderosos.

En las escuelas, la intimidación toma la forma de un grupo de estudiantes contra un otro estudiante. El grupo intimida al estudiante y luego pasa al asalto físico. El alumno que intimida conoce bien elegir su víctima, que generalmente está cerrada a sí misma y no se mezcla con el resto de los estudiantes. Por lo tanto, el enfrentamiento con la banda de matones es individual y no colectivo (equipo contra equipo). Algunos niños solo participan al bullying por el sentido de pertenencia. Golpeen a un amigo en la escuela solo para pertenecer a un grupo “fuerte”. Estos estudiantes generalmente sufren rechazo social y miedo de los demás. Encuentran en el bullying “poder, autoridad y miedo de la parte de los demás de ellos.”

También puede ser el resultado de la imitación de un adulto. Este adulto puede ser un padre o una madre en el hogar, un hermano o una hermana, un amigo en el vecindario o incluso un maestro o educador en la escuela. A veces, debido al comportamiento inmoral de los educadores, el alumno aprende a utilizar el acoso imitando a su maestro, en que ve su ejemplo favorito.

¿Cómo se puede ayudar a los estudiantes a mantenerse alejados de este flagelo?

El papel de los padres y de la escuela es esencial para ayudar al niño que está intimidado. Los puntos principales para ayudar a estos niños son:

– La autoestima y el auto-respeto.

– El papel de la escuela es ayudar a todos los estudiantes a integrarse entre sí a través de actividades sociales y deportes…

– Enseñar al niño a enfrentar los problemas que se pueden encontrar en la escuela.

El papel de los padres y el papel de la escuela con respecto al motón:

Primero, los padres y educadores deben ser un buen ejemplo. Todos los niños imitan a los adultos, por lo que un niño abusador puede imitar su ejemplo superior: el padre o el maestro en la escuela.

Segundo, ayude al niño abusador a hablar sobre sus problemas. Esta es una forma efectiva de reducir su miedo y controlar así su comportamiento hostil hacia los demás.

Tercero, compasión hacia los comportamientos inaceptables del niño abusador y no escapar de él y evitarlo o gritarlo todo el tiempo. Porque estos comportamientos no ayudan a lidiar con el acoso escolar.

Cuarto, pedir ayuda a un psicólogo escolar si la situación continúa. El papel de un psicólogo es romper el silencio para intervenir en el mundo de un niño abusador que sufre de su comportamiento inaceptable.

También podría gustarte