Global Council for Tolerance and Peace

Ley de Protección Infantil

Escrito por Khouloud Khatatba

 

 

 

 

 

Abusos sucesivos del niño, en la familia, en la calle e incluso en la escuela… todo esto no constituía una verdadera presión sobre el gobierno para acelerar la aprobación de una ley para proteger a los niños contra la violencia, que es la ley que se estancó durante casi diez años.

Todos los esfuerzos para proteger al niño en Jordania por las instituciones locales y de la sociedad civil serán en vano, al final, si no se enmarcan legalmente, garantizando el castigo para aquellos que atentan contra la infancia por violencia, y que afianzan una cultura de impunidad a una gran parte de los niños en las escuelas, sin pasar siquiera en lo que se conoce por la cultura de la recompensa que está ausente de muchas de nuestras instituciones, específicamente educativas.

Cada vez que un caso salga a la luz, se confirma que los esfuerzos hacia los temas de la infancia en Jordania no afectaron el concepto cambiante de una cultura de violencia contra los niños, y no pudieron encontrar una formulación específica de los actos cometidos contra los niños que se consideran como violencia. Y esto sólo puede ser determinado por una ley que define claramente los conceptos y que pone sanciones para asegurar que la nueva generación no hereda los mismos conceptos negativos relacionados con la disciplina del niño.

No vamos a hablar de los crímenes cometidos contra los niños en Jordania, donde el delincuente es dentro de la familia, lo que es seguramente el resultado de la confusión del concepto de disciplina cometido y de la violencia contra el niño, sino que hablemos de las prácticas de los profesores en las escuelas públicas y privadas, incluso abuso verbal y física contra los niños que se refleja en un cambio en su comportamiento de manera negativa en la casa, sin mencionar su impacto psicológico sobre sus vidas enteras.

Estas violaciones fueron bastante claras en un video en las páginas de redes sociales de una profesora de una escuela privada, abusando severamente a un niño. El video refleja la mentalidad de varios profesores que aún creen que los insultos y las golpizas son el camino correcto para la educación. Si fue la profesora que filmó el video que incluyó el abuso de un niño en particular y de los niños en el aula en general, y que lo publicó como uno de sus “éxitos”, eso es la real catástrofe.
¿Cómo se sentirán los niños con su profesora después de este acoso colectivo, y qué gobernará la relación entre la profesora y sus “hijos”? Creo que una decisión del Ministerio de Educación con respecto a esta profesora puede ser un mensaje importante, primero para los niños de la clase que estarán convencidos de que aquellos que abusan de ellos en la escuela no se quedarán cerca de ellos, y que no deben tolerar tales actos si son emitidos por otros profesores, y el otro mensaje para aquellos que trabajan en la educación, que el abuso y la violencia contra el niño no serán aceptados.

La distorsión de la cultura imperante en materia de la educación de los niños ha resultado a que algunos cometían delitos contra los niños, con el pretexto de la “educación”. Hay gente que mataron a su hijo o hija, por golpes o electricidad, con el pretexto de “buenas intenciones”, y basándose por su concepto de estilo de educación que viví en su infancia. Eso es lo que no debe ser creado por otra generación, creyendo que golpear es esencial en la educación, independientemente del nivel de crueldad.

Para no llegar a los delitos contra los niños cometidos dentro de sus familias, hay que darse prisa para aprobar una ley para proteger a la infancia en general, y no solo contra la practica de violencia contra los niños; pero para proteger también sus derechos a la salud, la educación, a la no difusión a las calles con la bendición de sus padres, y para proteger de mismo sus derechos a una habitación adecuada y a una alimentación sana. Es el papel que le deben colaborar los esfuerzos del gobierno y de los padres para asumirlo para cualquier niño en Jordania.

También podría gustarte