Global Council for Tolerance and Peace

Las consecuencias de los problemas en el seno de la familia

Dr. Antoine Chartouni

D. Antoine Chartouni

La familia es un grupo de personas las cuales comparten una casa y características genéticas, pero hoy en día, esta explicación no puede ser considerada como completa, porque la familia es más que compartir una casa y cromosomas.

La familia es la fuente principal de amor y apoyo para sus miembros. No existe nada mejor que disfrutar del calor familiar el cual da luz a una estabilidad psicológica a los niños así que una personalidad psicológicamente equilibrada. Eso no significa que los miembros de la familia no deben discutir y argumentar entre ellos, de hecho es humano, y eso suele pasar entre los padres o hijos, pero esas diferencias no son fundamentales y no causan problemas interminables. Cada uno de una familia tiene una personalidad distinta y está constituido de manera que tenga pensamiento y puntos de vista diferentes.

Problemas de pareja

A veces ocurren problemas fundamentales en la familia, la mayoría de ellos entre los padres, y los niños sienten el estrés en la relación entre sus padres lo que les hace sentirse inseguros. Esos problemas afectan igual su comportamiento y vuelven encerrados e introvertidos o aparecen problemas en sus relaciones con los demás (la agresividad por ejemplo).

Se han realizado estudios precisos sobre varias familias para determinar el impacto de las relaciones positivas intrafamiliares. Cinco temas han sido elegidos para evaluar este impacto: la respuesta del auditor, la confianza en sí mismo, el comportamiento social positivo, la comunicación eficaz y el calor humano.
Los estudios muestrearon que las familias cuyos miembros comunican y comparten tienen las mejores notas en esos temas, y que los niños de esas familias buscan las mismas cualidades positivas en su pareja al fundir de su nueva familia, lo que demuestra que el calor familiar, dar cogida a los niños y escuchar sus problemas genera buenas y estables familias en el futuro.

Las consecuencias negativas de los problemas familiares

Una de las consecuencias negativas de los problemas familiares es la aparición de una carencia en la confianza en sí mismo a través el susto constante del futuro. Entonces el niño tiene miedo de lo que va a pasar el día siguiente por el impacto negativo que recibía en casa.

Su mundo que tiene que ser un mundo lleno de amor, afección y harmonía familiar se convierte en un mundo malo lleno de problemas y de disputas. Entonces la confianza disminuye y el niño tendrá miedo del futuro porque no tiene una imagen positiva dentro de la casa.

Así que los problemas entre los padres desmoralizan los niños y crecen en sus espíritus los sentimientos de miedo, susto, turbulencia y tristeza y al final el niño se siente culpable de estos problemas.

Y a través el trastorno familiar, aparece en el niño algo de trastorno disciplinario lo que lleva a problemas en la escuela y con sus amigos y hermanos. No dar importancia a este trastorno genera un comportamiento social perverso por causa de la relación inestable entre los padres.

Además, los problemas de familia constituyen en el niño un sentimiento de inseguridad así que una imagen negativa de la vida y puede mostrar señales de depresión. Y no se puede omitir las reacciones del pequeño cuerpo del niño que se va a enflacar, y el piel será palo. Del lado escolar, disminuye la comprensión y la concentración y el sueño, y crece el lloro, y todo lo que vuelve el niño una víctima fácil para mostrar síntomas de problemas psicológicos peligrosos.

Así que niños (entre dos y tres años) muestran otros síntomas como caminar, hablar o más generalmente crecer de manera retrasada.

¿Entonces qué hacer?

Los padres no tienen que olvidar que no están solos en casa pero los niños igual están y les escuchan y se impactan por cada palabra que dicen o por cada acción que hacen. Entonces los padres son responsables porque son ellos quienes educan sus hijos y devuelven sus personalidades.

El papel del padre es inculcar los valores sociales y los principios de la personalidad del niño, para que sale al mundo un individuo capaz de ser bueno ejemplo para los demás, como su padre era para él.

La madre es responsable de la tranquilidad de la casa, y de la educación de los niños con el padre de una manera positiva que hace el niño una persona capaz de afrontar los problemas y continuar la vida, independiente de su dificultad.

Los padres deben igualmente procurar un ambiente amical y la estabilidad psicológica para sus niños a través:

1- Mostrar amor para los niños. El papel de los padres no se limite a procurar las necesidades esenciales: Comida, bebida, etc. Pero deben escuchar las solicitudes de sus niños.
2- Dar a sus niños su tiempo, para escuchar sus problemas cotidianos e intentar resolverlos.
3- Dar a sus niños el sentimiento de seguridad.
4- Uno de los principios más importantes que los padres deben aplicar es establecer reglas que el niño va a respetar dentro y fuera de la casa. Así, el niño aprende la disciplina.
5- Más la casa esta calma, más encontramos estabilidad entre sus miembros.
6- Los padres no deben disputarse o mostrar su estrés en frente de sus niños (tanto que posible), y deben recordar que no son solos a casa, pero hay niños que escuchan, comprenden y analicen sus acciones.

También podría gustarte