Global Council for Tolerance and Peace

La “comida”… y la vida familiar

Dr. Antoine Chartouni

D. Antoine Chartouni

¿Quién de nosotros no le gusta la comida? Es una necesidad esencial en la vida de cada ser humano, pero su importancia no se limite a mantener nuestro cuerpo en buena salud: Al lado de ser una necesidad fisiológica, es también una necesidad psicológica.

¿El objetivo de la comida es solo sobrevivir? ¿O tenemos en nos mismos otros significaciones inconscientes? ¿Qué es la noción de la comida en la vida del Humano? ¿El placer de la comida es esencial en nuestra vida cotidiana?

Desde los primeros minutos… ¡hasta adultez!

Después del nacimiento, el bebé muestra su necesidad de comer. Solicita la lactancia automáticamente. Esta etapa importante se conoce como la “fase oral”. Esa fase empieza después del nacimiento, y dura hasta el mes 12 de la vida del niño, en la que toda la atención del bebe se concentra en la comida, y su relación con su madre empieza a materializarse psicológicamente y físicamente.

Por eso, los psicológicos consideran la lactancia una actividad esencial en la formación de la personalidad del niño. Debe notar ahí que los trastornos psicológicos y alimentarios de los niños resulten de la fase oral.
En realidad, un periodo de lactancia corto o largo tiene explicaciones psicológicas: La destete rápida cuando no hay causas medicales esenciales, pero la madre decídela porque no quiere lactar su bebe, ocurre con madres que tienen una personalidad más narcisista que las madres que lactan por un periodo más largo.
Las madres que no quieren acabar de lactar su bebe son ansiosas para él y quieren protegerlo.

Después de la infancia, la comida devuelve una necesidad vital para la persona. Procura energía para la calefacción y la movilidad, y ayúdale también en la prevención y la cura de enfermedades, así como el desarrollo, la sustitución y la reparación de células y tejidos.

La comida tiene también una importancia vital en la gestión de las funciones hormonales y químicas del cuerpo, y en fortalecer el sistema inmunitario contra un nombre de virus y enfermedades.

¿Cuál es la importancia de comer con la familia?

Comer con la familia es un indicador y un signo de la esfuerza o debilidad de la relación entre los miembros de la familia, y de la comunicación entre ellos. Una de las preguntas a la familia cuando visita a un psicológico es: “?Todos los miembros de la familia comen juntos?”

Podemos resumir la importancia de comer con la familia en el siguiente:

– Es una reunión de todos los miembros de la familia, y una oportunidad para compartir ideas y emociones.
– Compartir comida con la familia resulta en un tipo de estabilidad psicológico y emocional para todos los miembros de esa familia.
– Eso fortalece las relaciones entre todos los miembros de la familia a través la discusión de decisiones importantes entre los padres y los niños.
– Eso promueve el sentimiento de pertenencia, lo que hace que el niño se siente en seguridad, y tiene confianza en sí mismo.
Los padres pueden promover ese sentimiento en demandar al niño a ayudarlos a preparar la mesa y a limpiar, antes y después de comer.
– Es una oportunidad para enseñar a los niños algunos comportamientos y habitudes sociales: La etiqueta de la mesa, respetar el silencio dentro de comer, masticar correctamente…)
– Compartir la comida con la familia promueve los conceptos sociales para los niños: Tal como amar el otro, respetar y ayudar a los que lo necesitan, y compartir comida con los hermanos y hermanas…
– Dentro de compartir de la comida entre los padres y los niños, los padres descubren la repulsión de los niños de algunos tipos de comida, lo que les permite a modificar ese comportamiento con habitudes sanas y aceptables.

Comer con la gente… una vez cada día

Desde la infancia, los padres deben hacer que la familia come junta, y nada empieza a comer antes que todos los miembros sean presentes. Es importante compartir con toda la familia los tazones que la madre va a preparar dentro de la semana. Por eso, el tiempo de la comida debe ser un tiempo para disfrutar de los tazones, y alejarse de disputarse y gritar.

Los padres pueden poner una música calma dentro del almuerzo, o dar una atmósfera de diversión dentro de comer, a través las preguntas o las bromas… La familia puede comer fuera de casa una o dos veces en el mes (en un restaurante, en un jardín público, en el bosque…)

Finalmente, de las más importante ideas en ese artículo es alejarse de la tecnología. Por eso, todos los miembros de la familia, independe de sus preocupaciones y funciones y responsabilidades, deben dejar sus teléfonos y electrónicos, y las revistas de todos tipos, dentro de comer, para poder hablar con los niños.

También podría gustarte