Global Council for Tolerance and Peace

Dr. Hajar Abu Jabal: “Espero que mi presidencia de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz sea una oportunidad para dar una buena imagen de la mujer árabe ante todo el mundo”

Desde hace pocos días, el Consejo Global para la Tolerancia y la Paz ha celebrado la elección de la primera presidenta de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz, después de la convocatoria de la VI Sesión Plenaria del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz, celebrada en la República de Montenegro, a la cual han asistido 41 parlamentarios que repesentaban a sus distintos países. El CGTP ha manifestado con este gesto sin precedentes que la mujer desempeña un incuestionable papel en el desarrollo de la sociedad y en la sensibilización de las generaciones prometedoras de los principios y valores humanos, que crean sociedades que conviven en paz y fraternidad y aceptan al otro, independientemente de su ideología y tendencia.

Con esta occasion, nos complace invitarles a una gira por las instalaciones del Consejo Global para la Tolerancia y la Paz y realizar una entrevista a la primera presidenta de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz, primera mujer en este puesto, S.E. la catedrática Hajar Abu Jabal.

Quién es la presidenta de la Asmablea General para la Tolerancia y la Paz

La catedrática Hajar Ismael Abu Jabal es licenciada en Medicina por la Universidad de Ain Shams de El Cairo, de la cual ha sido graduada con una calificación de excelente con matrícula de honor. Después de su graduación ha sido nombrada ayudante de professor en la Facultad de Medicina. Ha ocupado varios puestos durante su carrera profesional hasta llegar a ser catedrática en la Universidad de Ain Shams.

Doctora en Inmunología, se ha trasladado a la capital francesa París y ha realizado sus estudios superiores en las áreas de la inmunidad de los tejidos y el trasplante de riñón.

Ocupó el puesto de la presidenta del Laboratorio Central de Análisis Médico del Hospital Universitario de Ain Shams de El Cairo. Ha sido asesora de Asuntos Sanitarios del ex ministro de Sanidad de Egipto, Dr. Awad Taj Al Dein.

Realizó un curso de tres años del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el área del empoderamiento de la mujer en la vida política.

Hajar Abu Jabal es además una artista plástica cuya pasión por el arte le ha llevado a estudiar académicamente las artes plásticas. Hizo estudios independientes en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de El Cairo y ha sido alumna del gran artista egipcio Hasan Sulaiman. Además, hizo varias exposiciones nacionales e internacionales.

En primer lugar, nos gustaría felicitarle su elección como presidenta de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz. ¿Cómo empezó su carrera professional con el Consejo Global para la Tolerancia y la Paz?

Muchas gracias. Aún me acuerdo de mi primer encuentro con el presidente del Consejo Global para la Tolerancia y la Paz, S.E. Ahmed Bin Mohamed Al Jarwan. Fue a finales del año 2017, cuando el CGTP era una institución recién nacida y todavía no ha cumplido un mes desde su constitución. Entre los asistentes a dicho encuentro hubo un gran número de personajes de alto nivel. Fue cuando Al Jarwan realizaba una visita corta por El Cairo.

En aquella occasion, los asistentes y yo seguíamos con atención la presentación que hizo de Ahmed Al Jarwan sobre la identidad del CGTP y sobre los objetivos y la visión que dicho consejo sostiene. Empezó entonces a aumentar mi atención y me puse a pensar con tanta felicidad que hay quien defiende las mismas ideas y ambiciones que tengo, y las que tanto he deseado conseguirlas en en la acción social, porque todas las actividades sociales que realizaba eran de carácter individual y carecen de un marco institucional.

Después de este encuentro, me puse en contacto con el presidente del CGTP a quien le transmití mi deseo de sumarme a dicho consejo, algo que él lo dio la bienvenida. He estado en contacto con él durante mucho tiempo hasta que Ahmed Al Jarwan me planteó la idea de incorporarme a la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz, durante la I Sesión Plenaria en mayo de 2020. Desde aquel entonces no hubo ninguna novedad al respecto, dada la situación por la que travesaba el mundo, provocada por la crisis sanitaria de la pandemia del Covid-19, hasta que Al Jarwan me ofreció en febrero de 2021 la presidencia de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz.

¿Podemos decir que su presidencia de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz es un paso importante en la trayectoria de la acción social de Hajar Ismael? ¿Y por qué?

Por supuesto, es un paso muy importante porque contribuye a conseguir lo que deseaba poner en marcha durante toda mi vida, de manera más amplia y dentro de un marco institucional. Como profesora universitaria mi actividad e interés se centraban en atender a las necesidades del alumnado, la comunidad universitaria y los pacientes, con el fin de mejorar su vida. Pero todas estas actividades se realizaban de carácter personal y no dependían de ninguna institución o organización de la sociedad civil. Dichas actividades me han aportado mucho para poder llevar a cabo mi trabajo como asesora de Asuntos Sanitarios del ex ministro de Sanidad, Dr. Awad Taj Al Dein.

Aunque me incorporé luego a un curso sobre el empoderamiento político de la mujer, organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), nunca me olvidé de mis deberes hacia la sociedad y mi atención a los servicios sociales. He podido compaginar mis estudios con la acción social. He tenido varias experiencias en la concienciación de la mujer en las zonas rurales y en atender a las necesidades de las mujeres en dichas zonas con el fin de mejorar la calidad de su vida. Cuando se me presentó esta oportunidad, que no sólo se trata de un trabajo a nivel nacional, sino que también a nivel internacional, vi como se está convirtiendo mi sueño en realidad.

¿Cuál es su visión o plan que quiere usted poner en marcha durante su mandato como presidenta de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz?

Ya están disponibles aquellas herramientas y medios necesarios para llevar a cabo ese proyecto que tanto procuraba conseguir, ya que el trabajo individual no ayuda a conseguir los resultados deseados. Ahora cuento con un paraguas que abarca todas esas ambiciones y objetivos, de las cuales cabe destacar el empoderamiento de la mujer y reforzar su papel dentro de la sociedad, especialmente las féminas en las zonas rurales y las mujeres que mantienen a sus familias. También apoyar a los niños sin hogar, reducir las tasas del abandono escolar y crear nuevas oportunidades para mejor la vida de estos niños y conseguir los objetivos del desarrollo sostenible.

A nivel nacional y dentro del mundo árabe, espero que podamos aplicar el programa de máster que sostiene el CGTP, como primer programa de su tipo sobre los estudios de la tolerancia y la paz, en las universidades egipcias y árabes, para que la formación cultural y humana no tenga límites de edad. Pretendemos implementar programas de concienciación dedicados a los niños en los colegios y que tienen como objetivo consolidar en ellos los principios de la tolerancia y la paz desde la infancia, para contar con una generación sana que acepte todas las diferencias en la vida y aprender a convivir con ellas.

En cuanto al nivel internacional, espero que mi mandato como presidenta de la Asamblea General para la Tolerancia y la Paz sea una oportunidad para resaltar una buena imagen de la mujer árabe ante todo el mundo. Espero también poder crear nuevas vías de cooperación con la sociedad civil y reforzar las relaciones con los parlamentarios de los países miembros del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz, quienes he tenido el honor de conocerles en la República de Montenegro. Deseo poder llegar con ellos a poner en marcha mecanismos de trabajo y cooperación encaminadas a activar programas educativos y de concienciación de la importancia de la tolerancia y la paz, además de barajar la posibilidad de aplicar dichos mecanismos en los colegios y universidades en dichos países, junto a sondear aquellas oportunidades dedicadas a apoyar los proyectos pequeños y los microproyectos que ayudan a los diferentes pueblos a conseguir el desarrollo sostenible y mejor su calidad de vida.

¿Tiene usted algún mensaje que transmitir al CGTP, en particular, y los interesados en promover los valores de la tolerancia y la paz, en general?

Mi mensaje al CGTP es que yo soy consciente de la noble misión que dicho consejo asume. Sé que poner en marcha dicha labor es una empresa muy complicada, que necesita una fuerte voluntad de la que disponen los miembros de dicho consejo. Sólo tenéis que tener fe en vuestra capacidad a conseguir el noble objetivo de promover y reforzar los valores de la tolerancia y la paz en todo el mundo. No renunciéis a llamar a todas las puertas.

En cuanto a mi mensaje a los interesados por la tolerancia y la paz, les insto a todos a trabaja conjuntamente y convertirse en una sola voz escuchada desde el Consejo Global para la Tolerancia y la Paz. Porque cuanto más se reúnan los esfuerzos y la visión, más tendrán voz los resultados que llegarán a lo más lejos posible.

También podría gustarte