Global Council for Tolerance and Peace

Taiwan, ejemplo en seguridad de salud

El sistema de de seguro de salud de Taiwán (NHI,por sus siglas en inglés) ha sido reconocido internacionalmnente por proporcionar a los ciudadanos un fácil acceso a servicios médicos de alta calidad.

Más del 99% de la población está inscrita en el sistema por lo que, según los expertos, es un referente mundial en cuanto a cobertura universal y ofrece lecciones valiosas sobre cómo brindar atención médica de alta calidad.

“El NHI se basa en el principio de no dejar a nadie atrás. Todos los ciudadanos locales y residentes extranjeros participan en el programa”, afirmó por su parte el ministro de Salud y Bienestar de Taiwán, Chen Shih-chung, añadiendo que se ha ampliado constantemente la cobertura con el paso de los años.

Desde su nacimiento, los ciudadanos pueden acceder a la amplia gama de servicios, desde medicina occidental, cuidado dental hasta tratamientos de medicina china, a precios razonables, lo cual demuestra que el respeto por la atención médica es un derecho humano fundamental.

A fin de garantizar la ecuanimidad, las primas se calculan en proporción al salario individual. Esa proporción es actualmente de 4,69 por ciento para los empleados, quienes pagan el 30% de este monto, mientras que sus empleadores aportan el 60% por ciento. El resto lo cubre el Gobierno.

Además de controlar los costos, el NHI ha realizado continuas mejoras en la salud pública a través de la introducción regular de medicamentos y tratamientos innovadores, señaló Chen.

Las últimas iniciativas incluyen proporcionar los medicamentos recientemente desarrollados contra el virus de la hepatitis C, y enfermedades, agregó el ministro.

Según Chen, otras reformas serán introducidas en los próximos tres o cuatro años.

“Aunque ningún programa nacional de salud en el mundo es perfecto, nuestro modelo ha sido un rotundo éxito y puede servir como una referencia para otras naciones, por lo que Taiwán daría la bienvenida a la oportunidad de poder compartir su experiencia con el resto del mundo.

“A través de reuniones técnicas en la OMS, podemos aprender de otros países, y a la vez retribuir compartiendo nuestra experiencia en la atención sanitaria”, recalcó el titular.

También podría gustarte