Global Council for Tolerance and Peace

REFUERZOS, INDISPENSABLES PARA QUE LAS VACUNAS PROTEJAN LOS BEBÉS COLOMBIANOS

La efectividad de estas depende de que sean aplicadas en la edad correcta y en dosis adecuadas.

Se sabe que las vacunas son la protección más efectiva y segura contra las enfermedades, en especial para los niños en sus primeros años de vida, cuando su organismo es susceptible de adquirir virus y bacterias que atentan contra su salud. Sin embargo, lo que no todos conocen es que para que esa defensa sea efectiva, se requiere seguir al pie de la letra las indicaciones médicas sobre los esquemas de inmunización y, sobre todo, no olvidarse de los refuerzos de las vacunas.

En Colombia, el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) está diseñado para disminuir el riesgo de enfermar y morir por males prevenibles. Actualmente, el programa cuenta con 21 vacunas disponibles dentro del PAI, que combaten 26 enfermedades diferentes, siendo uno de los programas de vacunación más completos a nivel mundial.

Los expertos dicen que el grado de efectividad y protección de las vacunas depende de las dosis y refuerzos indicados. El pediatra Miguel Korgi, coordinador de la Unidad de Vacunación del Centro Médico Imbanaco de Cali, sostiene que al aplicar la vacuna, el poder de protección es del 98 por ciento, siempre y cuando se cumpla con lo estipulado en el esquema de vacunación, teniendo en cuenta todas las dosis y que, después de determinado tiempo, se aplique un refuerzo de ser necesario.

Según los especialistas, las vacunas tienen unos porcentajes de inmunidad, cuyo aporte depende de las dosis sugeridas en cada caso. Por ejemplo, si una vacuna solo requiere una aplicación es porque en ella está el 100 por ciento de inmunización, pero si se dice que se aplica en tres dosis, solo así se alcanza su máximo de efectividad.

El médico Gabriel Sanabria, líder de Salud de Axa Colpatria dice que para obtener su beneficio, se requiere completar el esquema de vacunación recomendado para cada enfermedad. “Cuando un niño recibe una vacuna, su organismo se enfrenta a un virus o a una bacteria, y reacciona fabricando anticuerpos defensivos. Algunas vacunas requieren la aplicación de refuerzos para que el organismo recuerde cómo responder ante ese virus o bacteria específico, estimulando las defensas”.

El doctor continúa diciendo que los refuerzos son indispensables, porque sin ellos, las vacunas no serían herramientas eficaces para combatir brotes de enfermedades y epidemias. “Algunas vacunas solo con una dosis inducen la respuesta de anticuerpos, pero otras requieren de varias dosis para desarrollar una inmunidad efectiva”.

Por su parte, la doctora Luz Elena Moreno, epidemióloga y gerente médico de Vacunas del laboratorio Glaxosmithkline anota que, “la vacunación primaria es decir, las dosis aplicadas a los menores en sus primeros meses de vida dan un grado de protección básico, pero para asegurar que la vacuna cumpla con su objetivo protector, es necesario que se pongan los refuerzos indicados. Obvio, que cada dosis dará protección, pero solo el esquema completo será el que actué de forma ideal”.

También podría gustarte