Global Council for Tolerance and Peace

¡Peligro con las lluvias en Mexico! Evita riesgos durante una tormenta

Ante la próxima temporada de lluvias, además de las recomendaciones habituales como no tirar basura en las calles o mantener limpias las coladeras para evitar inundaciones, saber qué hacer antes, durante y después de una tormenta puede reducir riesgos y salvar vidas.

Las medidas de protección civil no sólo aplican para un sismo o un huracán, sino también en caso de una tormenta severa, toda vez que el territorio nacional es susceptible a la acción de fenómenos hidrometeorológicos.

Uno de los mecanismos establecidos por las autoridades federales es el Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales, el cual da la posibilidad de consensuar, sistematizar y aplicar las acciones emergentes que permitan responder de forma inmediata a las necesidades urgentes de la población para la protección de la vida y la salud, alimentación, suministro de agua y albergue temporal.

El sistema está estructurado de tal forma que un alertamiento oportuno y formal detona actividades sistematizadas para cada uno de los diferentes integrantes que lo conforman, dependiendo de la intensidad, trayectoria y distancia a la que se encuentre el fenómeno.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que se forme una tormenta se necesita la coexistencia de dos masas de aire de diferentes temperaturas y ocurre cuando un centro de baja presión se genera dentro de un sistema de alta presión.

En la Ciudad de México, existe el Semáforo de la Alerta Temprana Meteorológica, herramienta diseñada por el Sistema de Aguas capitalino que notifica sobre la magnitud de lluvias que se pronostica en las 16 delegaciones.

La Alerta Verde significa que existen condiciones promedio en la Ciudad de México, con lluvias ligeras menores a 10 milímetros, vientos de menos de 29 kilómetros por hora (km/h), temperaturas mayores de ocho y menores de 25 grados centígrados y sin presencia de granizo o nevadas.

Para esta advertencia sugiere a la población portar paraguas o impermeable, utilizar el líquido para regar las plantas y no verter grasas ni basura al drenaje.

En esta situación se aconseja retirar la basura de las coladeras, guardar o retirar objetos del exterior que puedan caer, no resguardarse bajo los árboles, no cruzar calles o avenidas con corrientes de agua.

También se deben suspender los trabajos sobre andamios con maquinaria u otras estructuras metálicas y en caso de que el agua entre a los domicilios se debe desconectar la energía eléctrica.

La Alerta Roja hace referencia a fenómenos meteorológicos cuya intensidad provoca daños como precipitaciones pluviales de 50 a 70 milímetros, vientos de 60 a 69 km/h, onda gélida de menos cuatro a menos uno grados centígrados, y de calor de 31 a 33 grados centígrados granizo grande y presencia de nevada.

Las causas de las inundaciones son múltiples: diferencia de pendientes de terrenos, escurrimiento de agua proveniente de zonas montañosas y basura arrastrada hacia las coladeras, lo cual obstaculiza tuberías.

También podría gustarte