Global Council for Tolerance and Peace

LOS NIÑOS, VÍCTIMAS DEL ÉBOLA EN LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

Dos pequeños han muerto y al menos otros seis están infectados por la enfermedad. Además, medio centenar han quedado huérfanos por culpa del virus.

Los niños representan una proporción inusualmente alta de las personas afectadas por el brote actual de ébola en la República Democrática del Congo, informó el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

Dos niños ya han muerto de la enfermedad y los centros de tratamiento del Ébola en Beni y Mandima, en la provincia de Ituri, están actualmente brindando ayuda a seis niños que están infectados por la enfermedad o que se sospecha que lo están. Además, UNICEF ha identificado a 53 niños que han quedado huérfanos tras perder a sus padres por el virus.

“Los niños afectados por la epidemia en curso necesitan atención y cuidados especiales”, dijo el Dr. Gianfranco Rotigliano, representante de UNICEF en el país. “Las mujeres son las principales encargadas de los niños, por lo que si están infectadas con la enfermedad existe un riesgo mayor de que los niños y las familias se vuelvan aún más vulnerables”, agregó.

UNICEF y sus socios han capacitado a 88 trabajadores para ayudar y consolar a los niños en los centros y para apoyar a los pequeños que han sido dados de alta una vez que se ha determinado que están libres de la enfermedad, pero pueden correr el riesgo de ser estigmatizados en su comunidad. Además se están organizando actividades de concienciación para facilitar el regreso de estos niños a sus comunidades.

“El impacto de la enfermedad en los niños no se limita a aquellos que han sido infectados o se sospecha que están infectados. Muchos se enfrentan a la enfermedad a través de la muerte de sus padres y seres queridos. Estos niños necesitan urgentemente nuestro apoyo.
La organización busca y apoya a las familias de crianza para estos niños, y también les brinda atención psicosocial y asistencia alimentaria.

También podría gustarte