Global Council for Tolerance and Peace

Lana y Majb, dos refugiados sirios que ya se sienten argentinos

Lana y Majb están casados y llegaron a la Argentina escapando de la guerra en Siria en febrero de 2017, sin hablar ni una palabra de español. Tras un año en el país latinoamericano, se reúnieron con el Centro de Información de la ONU en la capital para contar su historia.

Lana y Majb fueron acogidos en el marco del denominado “Programa Siria”, creado en 2014 por el estado argentino y apoyado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y Organización Internacional para las Migraciones para recibir 3000 refugiados de ese país en los próximos años. Lana y Majb fueron incluidos además en el programa Corredor Humanitario del Gobierno de San Luis, provincia donde se instalaron para comenzar su nueva vida, alejados de las bombas y la muerte, y rodeados de gente solidaria y dedicada a recordarles qué significa vivir en armonía.

Ya cumplieron su primer año esta tierra y aseguran ser ahora dos personas completamente diferentes, aprendieron el idioma de manera sorprendente, tienen amigos, entendieron la idiosincrasia del pueblo argentino, se adaptaron a sus sabores, incorporaron costumbres y se sienten tan cómodos viviendo en el país que no pueden ni quieren pensar en dejarlo. Extrañan sus hogares, sus familiares y amigos, con quienes se comunican esporádicamente por internet, aprovechando los escasos momentos de conexión que existen semanalmente en Siria. Tratan de no reflexionar sobre lo que dejaron, coinciden en que esa es una de las formas de apaliar el sufrimiento que provoca el desarraigo. Concentran sus energías en planificar su futuro, Lana Saadeh es artista plástica y ya tiene trabajo en el plan “Pinta bien, Pinta San Luis”, que promueve el arte en calles y barrios puntanos.

Majb Matar es chef, trabaja para servicios de catering de comida árabe, se empeña en que los argentinos aprendan a saborear algunas recetas características de Oriente Medio, pero también destaca la cocina típica de su nueva tierra, le gusta mucho el asado y hasta elaboró un condimento de autor para acompañar la carne. Su sueño: tener su propio restaurante de cocina árabe.

Lana y Majb participaron del festival por las mujeres refugiadas organizado por Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y Organización Internacional para las Migraciones el 8 de marzo en Ciudad Konex, en Buenos Aires, allí los conocimos, compartieron con nosotros sus habilidades artísticas y culinarias, nos contaron sus andanzas y sus sueños, los sueños intactos de dos personas que estaban convencidas que las segundas oportunidades existen sin importar las fronteras, el tiempo les dio la razón.

También podría gustarte