Global Council for Tolerance and Peace

La lucha contra la malaria se frena y en Venezuela se disparan los casos

Después de un periodo de éxitos sin precedentes en la lucha mundial contra el paludismo, los progresos se han estancado e incluso retrocedido, según la Organización Mundial de la Salud. Venezuela es el país con el mayor aumento de casos en el mundo, un 69 %. Preocupa el hecho de que los migrantes propagan la enfermedad a otros países de Latinoamérica.

Por primera vez en una década, los progresos para eliminar el paludismo en el mundo se han estancado e incluso han retrocedido en algunos países, como en el caso de Venezuela, donde se da el mayor aumento de casos en el mundo, un 69 % más que el año anterior.

En 2016 hubo 216 millones de casos y 445.000 muertes por esta enfermedad. El 90 % de los fallecimientos ocurrieron en África.

El paludismo, o malaria, es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos.

La Organización Mundial de la Salud asegura que se necesitan más recursos y nuevas herramientas para diagnosticar y tratar la enfermedad.

“Si continuamos en esta dirección, malograremos todos los esfuerzos del pasado”, dice el Director General de la Organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su mensaje sobre el Día Mundial del Paludismo. “Hacemos un llamamiento a los países y a la comunidad sanitaria mundial para solventar las principales deficiencias en la lucha contra el paludismo”.

Pedro Alonso, director del programa global de malaria de la OMS, detalló en una rueda de prensa en Ginebra, con motivo del Día Mundial del Paludismo, que la situación se seguirá deteriorando más si no se actúa para revertirlo. Actualmente, se necesitan unos 5500 millones de dólares al año para luchar contra el paludismo, de los que sólo se consiguen la mitad.

Este año, se probará la vacuna Mosquirix en zonas de Ghana, Kenya y Malawi. Sin embargo, el doctor admite que “no será un punto de inflexión” porque es una vacuna de primera generación con una efectividad limitada. Por eso, “es crucial” invertir más en investigación y desarrollo, incluyendo nuevas vacunas.

También podría gustarte