Global Council for Tolerance and Peace

La crisis migratoria de Venezuela, una de las mayores de los últimos años

El número de inmigrantes venezolanos en Latinoamérica pasó de 89.000 a 900.000 personas en dos años, lo que representa un incremento de más del 900 %, según la Organización Internacional de las Migraciones, que está ayudando a reubicarlos en países como Brasil.

En todo el mundo, la inmigración venezolana creció entre 2015 y 2017 casi un 110 En todo el mundo, la inmigración venezolana creció entre 2015 y 2017 casi un 110 %, al pasar de 700.000 personas a un millón y medio.

“Estos números son grandes. Es una de las mayores crisis migratorias que hemos vivido en los últimos cuatro años”, decía el portavoz de la Organización, Joel Millman.

Los venezolanos abandonan su país debido a diversas razones como los factores políticos, las necesidades socioeconómicas, la búsqueda de oportunidades laborales o la situación de inseguridad y violencia.

Los Gobiernos de cada país de acogida determinan la condición que les asignarán, ya sea la de refugiado, la residencia temporal o permanente, o protección temporal. Gracias a estos mecanismos de regularización se ha otorgado la residencia temporal o permanente a 400.000 venezolanos.

Los migrantes más vulnerables son los indígenas, las mujeres y los menores no acompañados.

Las mayores dificultades a las que se enfrentan son la salud, las redes de trata y su inserción en los mercados laborales de los países de acogida personas a un millón y medio.

“Estos números son grandes. Es una de las mayores crisis migratorias que hemos vivido en los últimos cuatro años”, decía el portavoz de la Organización, Joel Millman.

Los venezolanos abandonan su país debido a diversas razones como los factores políticos, las necesidades socioeconómicas, la búsqueda de oportunidades laborales o la situación de inseguridad y violencia.

Los Gobiernos de cada país de acogida determinan la condición que les asignarán, ya sea la de refugiado, la residencia temporal o permanente, o protección temporal. Gracias a estos mecanismos de regularización se ha otorgado la residencia temporal o permanente a 400.000 venezolanos.

Los migrantes más vulnerables son los indígenas, las mujeres y los menores no acompañados.

Las mayores dificultades a las que se enfrentan son la salud, las redes de trata y su inserción en los mercados laborales de los países de acogida.

La Organización Internacional para las Migraciones está reubicando a 236 venezolanos desde la ciudad brasileña de Boa Vista, ubicada en el estado de Roraima, en la frontera entre Venezuela y Brasil, hacia las urbes cariocas de Manaos y San Pablo.

El grupo esta compuesto por treinta y cuatro familias que se alojarán en seis albergues temporales gracias a una iniciativa del Gobierno de Brasil, que cuenta con el apoyo de la OIM, la Agencia para los Refugiados y el Fondo de Población, entre otras agencias de las Naciones Unidas.

La OIM identifica a las personas que desean ser reubicadas en otras ciudades, prepara la documentación para el viaje y su transporte hacia los albergues temporales donde reciben atención médica.

Según los datos proporcionados por el Gobierno de Brasil, hasta el mes de abril 43.000 venezolanos solicitaron regularizar su condición como migrantes en Brasil en el estado de Roraima.

Anderson Martínez, un venezolano que será reubicado en San Pablo, espera poder encontrar trabajo para poder mandar dinero a sus hijos en Venezuela y aprender el idioma. “Si en el futuro la situación en mi país mejora, volveré; de lo contrario traeré a mis hijos a vivir en Brasil conmigo,” dijo.

Anteriormente, la Organización reubicó a un primer grupo de 265 venezolanos en las ciudades de San Pablo y Cuiabá.
Aparte de Brasil, Colombia, Chile, Argentina, Ecuador, Perú y Uruguay son otros destinos a los que se dirigen los venezolanos que deciden abandonar su país, de acuerdo a un informe de la Organización.

También podría gustarte