Global Council for Tolerance and Peace

EN ARGENTINA MENOS DEL 15% DE LAS PERSONAS QUE REQUIEREN CUIDADOS PALIATIVOS LO RECIBEN

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el acceso a tratamientos contra el dolor es un derecho humano y en Argentina  se accede de manera escasa.

Los cuidados paliativos forman parte de una especialidad sanitaria relativamente nueva que comprende distintas disciplinas del equipo de salud y que tiene como objetivo la prevención y el alivio del sufrimiento prolongado del paciente que padece una enfermedad crónica avanzada y potencialmente mortal.

Si bien a nivel mundial esta modalidad de atención no tiene más de 50 años, nuestro país fue pionero en el desarrollo de los cuidados paliativos en la región. Se trata de un abordaje integral que incluye a médicos, trabajadores sociales, psicólogos, enfermeras y voluntarios, entre otros.

Los cuidados paliativos no se brindan solo al paciente, sino que incluyen a la familia o al entorno cercano, ya que se busca dar un cuidado desde un enfoque que involucra todas las dimensiones de la persona, desde lo físico, psíquico, emocional, espiritual y social.

Debido al avance de la farmacología y la tecnología médica, la población en general se ha vuelto más longeva y se ha logrado que enfermedades potencialmente mortales se conviertan en crónicas. Sin embargo, esto no modifica la pérdida de la calidad de vida y el dolor físico, ni otros síntomas que pueden causar este tipo de patologías.

ACCESO INEQUITATIVO

“La mayoría de quienes acceden a cuidados paliativos son personas que tienen patologías asociadas al cáncer. Sin embargo, los cuidados paliativos beneficiarían a personas que tienen otras dolencias o enfermedades crónicas como aquellas relacionadas con las insuficiencias respiratorias, cardiológicas, renales, entre otras”, señaló el doctor Nicolás Dawidowicz, director del Programa Nacional de Cuidados Paliativos.

“En la Argentina el acceso a los cuidados paliativos es muy heterogéneo. Hay ciudades en donde hay varios equipos y otras en las que hay un solo especialista”, mencionó por su parte la doctora María de los Angeles Minatel, directora ejecutiva de la Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos.

Al respecto, Dawidowicz agregó: “Hay provincias que cuentan con programas de desarrollo muy importantes como Neuquén y Río Negro. Sin embargo, esta no es la realidad de todo el país”.

Pero, más allá de la falta de programas que logren dar respuesta a la necesidad de tratamientos del dolor, la falta de capacitación médica también es un punto a destacar, mencionó Minatel.

“Los médicos actualmente no saben con exactitud cómo tratar el dolor. Además, hay cuestiones que tienen que ver con la empatía, con la comunicación con el paciente, con una cuestión más humana que aún los médicos deben incorporar”, enfatizó la especialista.

También podría gustarte