Global Council for Tolerance and Peace

El presidente del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz: “La pluralidad del CGTP es fundamental, y reconocer la labor de Ahmed Al Jarwan es reconocer la labor del Consejo Global para la Tolerancia y la Paz”

Hoy tenemos el honor de entrevistar a D. Walberto Enrique Allende, actual presidente del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz, diputado por San Juan del Congreso de la Nación Argentina. Padre de Leonardo y Laura y abuelo de Josfina, Martina, Connie y Antonia.

Enrique Allende comenzó su vida laboral en el año 1981 como administrativo en el municipio del 9 de julio; ha sido Subsecretario de Emergencia Social en el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social de San Juan. Es un área gubernamental encargada de la asistencia, prevención y promoción social de las personas, las familias y la sociedad civil. Teniendo  a su cargo la asignación y control de ayudas dedicadas a resolver las necesidades de las personas y las familias que más lo necesitan y que no estén cubiertas por los sistemas en vigencia.

Él es diputado nacional desde el año 2017 y presidente del Bloque Todos por San Juan. Enrique Allende tiene una relevante presencia en varias comisiones parlamentarias en el Congreso de la Nación Argentina, de las cuales destacamos: la vicepresidencia de la Comisión de Defensa al Consumidor, Usuario y Competencia y la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano; Secretario de la Comisión de Minería y vocal de la Comisión de Finanzas y la  Comisión de Prevención y Seguridad Social, la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y la  Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico.

En 2018, ha sido representante de la República Argentina en el Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz y ya 2019 ha sido designado como Presidente de dicha cámara.

Entre sus funciones se destacan diseñar y ejecutar políticas de asistencia social y desarrollo humano, con especial énfasis en la atención a la población vulnerable; participa de diferentes mesas de trabajo que se encargan de la ejecución integral de políticas sociales; y potenciar y promover la inclusión social, económica y política de los jóvenes.

P: Buenos días D. Walberto Allende. Un placer contar con su intervención en esta entrevista, deseando que se encuentre usted bien en toda esta situación por la que estamos atravesando.

Bueno. Muchas gracias. ¡Buen día! Mi provincia de San Juan. Estamos ubicados en el centro oeste de Argentina. Limitamos con Chile. Es una provincia pegada a la cordillera de los Andes. Estamos transitando la época de invierno. Mi provincia es semidesértica. Por eso tenemos un invierno prolongado y bastante duro. En este momento tenemos temperaturas de cero grado. La actividad principal de mi provincia es viticultura y la minería. Estas son las actividades principales de una población de aproximadamente 800.000 habitantes. Gracias. Es un gusto tener el contacto contigo.

P: Muchísimas gracias. Antes de empezar nuestra entrevista, nos gustaría que usted arrojara la luz un poco, y en breve resumen, sobre su trayectoria profesional.

Yo comencé muy joven mi actividad en la política, y más que nada como dirigente sindical, trabajando en el municipio de mi departamento, que es el 9 de julio, ubica a 24 kilómetros de la ciudad capital. Mi comienzo fue como sindical, luego he sido concejal, desde el año 1995 hasta el 1999. En 2003, como recién lo mencionaba, formé parte del gobierno de la provincia. Luego en 2007, fue elegido intendente con el 67% de los votos, luego fui reelegido por el 63% así que tuvo 8 años como intendente en mi departamento. Luego fui electo diputado provincial, representando mi departamento en el parlamento provincial, y por pedido del gobernador, éste último mi pidió que renunciara para que fuera ministro de Acción Social y Desarrollo Humano. Estuve 2 años. Luego me solicitó que encabezara la nómina de candidato a la Diputación Nacional y, fui electo con el 54% de los votos. Actualmente estoy en el último periodo de mi gestión como diputado nacional.

P: Desde su punto de vista, ¿cuál es la importancia del Consejo Global para la Tolerancia y la Paz y la del papel que desempeña dicho consejo a nivel mundial?

Me parece que la decisión de la creación de este organismo internacional para promover los valores de la tolerancia y la paz,  fue muy oportuno, en un momento muy particular que vive el mundo. Esto sin interferir con otras organizaciones a nivel mundial como las  Naciones Unidas. Además me parece que fue muy importante, creo yo, esta conformación de distintas personalidades que vienen de distintos ámbitos de trabajo, ya sean universitarios, dirigentes políticas de distintas ideologías y religión. Me parece que la pluralidad que tiene el CGTP es fundamental, y después, por supuesto, la designación del amigo Ahmed Al Jarwan quien conduce este consejo que ha llegado en pocos años, y en muy poca cosa, a ser reconocido a nivel mundial. Yo creo que uno de los reconocimientos importantes fue hace pocos días atrás en este diario tan prestigioso en Estados Unidos, y a nivel mundial, como es The Wall Street Journal. Creo que reconocer la labor de Al Jarwan  es reconocer la labor del Consejo Global para la Tolerancia y la Paz.

Usted es el actual presidente del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz. ¿Cuáles son los desafíos que este parlamento afronta?

En un mundo cambiante, ¿no? No es el mismo mundo de hace dos años atrás. Y seguramente, dentro de dos años, cuando estemos superando esta pandemia, tampoco va a ser igual que el presente. Yo creo que la crisis económica principalmente se ha agudizado con la llegada de la pandemia y los índices de pobreza, la verdad, que se han disparado y son alarmantes. Esto ha llevado a la indigencia a millones de habitantes en todo el mundo, pero ha golpeado muy fuerte principalmente en los países menos desarrollados.

Entonces creo que el gran desafío del IPTP va a consistir en cómo podemos trabajar particularmente en el parlamento de cada uno de los países, luego trasladarlo a nivel mundial.  Últimamente estas desigualdades que se han profundizado de los países poderosos particularmente, lo que tienen que ver aquellos que tenemos deudas con distintos organismos internacionales, no han tenido en cuenta la situación económica, y la verdad que estamos viviendo una situación angustiante,  particularmente la que tiene que ver con lograr la vacuna. Creo que tenemos un enorme desafío por delante.

¿Existe alguna cuestión o iniciativa humanitaria que el CGTP pueda adoptar y activar en su país con el fin impulsar la tolerancia y la coexistencia pacífica en Argentina? ¿Y cuáles son los mecanismos adecuados para poner en marcha dicha iniciativa?

Yo personalmente tengo una concepción de la paz que es positiva y poderosa a la misma vez. Normalmente cuando se habla de la paz, se piensa en lo pasivo, en tomarse de la mano, pero  a mí me parece que debemos retomar la palabra de paz y hacerla poderosa y accesible para niños muy jóvenes. Así que propongo comenzar a preguntarles a los niños y a los jóvenes, cómo pueden ellos convertirse en ser constructores de paz en el presente. A veces sin darnos cuenta, las cosas tienden a complicar si pensamos en currículos o programas, pero al final lo que queremos que los chicos piensen cómo pueden convertirse en productores de paz.

Nosotros medimos dos cosas: queremos ver que la violencia se reduzca y que la construcción social y la eficacia pro social aumente. Cuando hay protagonismo compartido entre los docentes y los alumnos hemos encontrado que los niveles de violencia disminuyen dramáticamente, así que hay menos peleas, menos daños a las instalaciones públicas. También vemos que los chicos son más eficaces en la resolución de los problemas sin pelear e invitan y comprometen a otros chicos a las distintas actividades, aunque no sean sus amigos, de manera que los chicos toman la lección de tener un impacto positivo en su comunidad.

Nosotros vivimos una experiencia muy interesante y la propusimos en el último encuentro a nivel mundial. Trabajamos con las distintas religiones y logramos, ya en dos años consecutivos, con la Acción Católica Argentina, en un concurso que fue solventado por el Consejo Global para la Tolerancia y la Paz, donde participaron casi 14.000 colegios, casi unos 1.800.000 de alumnos de distintas modalidades, una participación sumamente importante que tenía que ver justamente con la tolerancia y la paz. Y después en mi provincia, que esto lo estamos extendiendo al resto de las provincias, se logró instaurar la bandera de la paz, es decir, tenemos en cada colegio de la provincia de San Juan, que son aproximadamente unos 2100 colegios, un abanderado que se destaca más allá de la parte educativa, sino de la formación humana y que va en los actos de la escuela en representación de la misma. Va la bandera de Argentina y a la par va el abanderado con la bandera de la paz. Me parece que hay que trabajar mucho con las universidades y con los colegios secundarios. Creo que es fundamental hablar de la tolerancia y la paz en la parte educativa.

¿Cuáles son las experiencias y prácticas de las que su país se dispone para promover los valores de la tolerancia y la paz, para destacarlas y sacar provecho de ellas?

En la ocasión que se realizó durante la tercera sesión del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz en la ciudad de Buenos Aires, en Argentina. Estuvimos con la contribución directa de los líderes religiosos, los cultos más representativos en otros países. Pudimos ver  juntos judíos musulmanes y cristianos allí se ha demostrado lo largo de dos años que el diálogo, la convivencia y el respeto son pilares fundamentales en la construcción de la Paz.

En la Argentina y en mi provincia existe la Mesa Interreligiosa donde están representados todos los cultos. Esto nos ha llevado que en Argentina tenemos otras dificultades, pero no tenemos estas dificultades por problemas religiosos. No me parece que este es el camino que nos puede llevar a trabajar todos con proyecto común para respetar a lo que es el objetivo de todos que es trabajar por los derechos humanos.

Además, aquí en Argentina se realiza un certamen nacional llamado Poliedro por la Paz que organiza la Comisión Nacional de Justicia y  Paz y la Conferencia Episcopal de Argentina, retomando la  reflexión del Papa Francisco y conformado por un jurado que incluye hasta el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y del cual yo formo parte como presidente del IPTP. Esa mesa también tiene una conformación interreligiosos y creo que  aquí se destacan aquellas personalidades de la Argentina que  trabajan juntamente en lo que tiene que ver en difundir la tolerancia y la paz en todo el país.

P: el CGTP ha firmado una serie de acuerdos de cooperación con diferentes países, parlamentos, organizaciones internacionales y prestigiosas universidades, todos especializados en el ámbito de la tolerancia y la coexistencia pacífica en los diferentes países del mundo. ¿Cuál es la importancia de dichos acuerdos desde su punto de vista?

El CGTP ha llegado a incluir dentro de sus miembros y, por supuesto, nos ha llamado mucho la atención que en tan pocos años se haya lanzado dicho consejo en casi 80 países que lo integran. He llegado a firmar convenios de entendimiento con  países donde ni siquiera forman parte de organismos  internacionales, salvo la ONU. Creo que esto es importante porque se ha encontrado un vehículo que pueda llevar a trabajar dentro del Consejo sin pertenecer a organismos regionales. Creo que es fundamental porque estos países encuentran un vehículo como para poder plantear sus distintas diferencias que pueden tener a nivel regional pero facilita estas inclusiones a nivel global. Un ejemplo como se dio hace poco al plantear la situación de Perú y Ecuador, que llevó hace años atrás a la lucha y estuvo muy cerca de llevar a la guerra a ambos paíse. El CGTP ha intervenido y creo que dentro de poco podemos tener novedades sumamente importante,s poniendo como ejemplo conflictos regionales y países vecinos que gracias a la participación del CGTP  pueden encontrar una solución por la vía diplomática.

P: ¿Nos podría hablar un poco sobre sus experiencias durante el trabajo con el CGTP desde que usted ha sido miembro en esta institución?

Para mí he sido nuevo. No soy para nada un experto en política exterior, pero esto nos ha llevado a estas consultas y diálogo permanente con aquellos como en el caso de Ahmed Al Jarwan y el propio Zoran que tienen más experiencias en relaciones diplomáticas e internacionales. Nos ha llevado a tener mayor conocimiento de la situación mundial. La verdad es una experiencia muy rica. Porque podemos encontrar allí  parlamentarios con situaciones totalmente distintas. Un ejemplo: países acá en la región como en el caso de  El Salvador u Honduras, con problemas de migraciones, que llevan años; problemáticas distintas con países de África y en el mismo Oriente Medio o la misma Europa. Creo que  ha sido muy importante esto  para quienes tenemos nuestras responsabilidades en la vida política. Es fundamental,  porque no podemos enfatizar únicamente en las situaciones económicas regionales y no que tenemos que estar y nos permite abrir nuestras mentes que allá fuera, en este caso Argentina, hay otro mundo con distintas problemáticas

P: El Consejo Global para la Tolerancia y la Paz procura mantener una destacada pluralidad entre sus miembros. De ahí cuenta con miembros de más de 80 países del mundo. ¿Usted cree que esta pluralidad sirve para reforzar los valores de la tolerancia y la paz en el mundo?

Fundamental. En las distintas reuniones y los encuentros mundiales que hemos mantenido en los diferentes continentes. La palabra justamente es esto “la pluralidad”.  Eso nos permite mirar las cuestiones sin fundamentalismo, dejando de lado las ideologías políticas  y nos permite mirar el mundo de otra manera, y por supuesto, la solución de los conflictos. Creo que se debe seguir manteniendo esta pluralidad porque si no, entramos en diferencias en distintas regiones, en diferencias políticas, y  muchas veces en la problemática interna de los países, y ese no es justamente el objetivo ni es el  fin. Creo que lo que ha llevado a expandirse en tan poco tiempo al CGTP ha sido justamente la pluralidad, pero siempre definiendo que el objetivo es uno solo y que debe ser ese el camino, y dejar que cada país resuelva interiormente sus diferencias políticas.

P: El Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz y su Asamblea General son de los órganos fundamentales del CGTP. ¿Cómo ve usted su papel para implementar las ideas generales de dicho consejo en la realidad?

Son contextos complicados, pero creo que debemos seguir manteniendo los mismos objetivos. Creo que  la realidad que hay en el mundo no nos debe hacer desviar. Por supuesto, las problemáticas hacen mucho más difícil plantarse ante escenarios distintos y hablar concretamente de la tolerancia y la paz, cuando tenemos por ejemplo en algunos países de la región de América Latina el índice de pobreza va más allá del 46%. Entonces cuando vemos que no se respetan los derechos mínimos que es la igualdad, cuando vemos que la desigualdad es cada vez más profunda, ese es el gran desafío que tenemos por delante para que estas circunstancias que vive el mundo nos termine fortaleciendo como Consejo Global y Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz.

P: El mundo se ha enfrentado a lo largo del año pasado a grandes desafíos provocados principalmente por la crisis sanitaria de la pandemia del Covid-19, y el CGTP ha enviado varias ayudas sanitarias y médicas a algunos de los países más afectados. ¿Cómo valora usted este paso solidario?

Es un paso importante. Porque más allá de las palabras están los hechos. El CGTP estuvo muy cerca no solamente durante la pandemia, sino  en hechos climáticos que produjeron muchos daños en algunos países de América Latina, como el Salvador y Hondura. Estuvo presente en el año pasado en esta pandemia que nos sorprendió particularmente en América Latina.  Creo que la presencia en momentos difíciles, incluida toda la comunidad del CGTP, acompañando a los representantes de estos países, creo que habla de la solidaridad que debemos tener todos en momentos complicados. Esto nos ha permitido que, a pesar de que no podemos estar más estrechamente ligados de manera presencial, hayamos podido en todo este tiempo poder continuar con nuestra labor, no solamente en los  parlamentos locales sino también estar presentes en todas en las decisiones importantes que toma el CGTP a nivel mundial.

P: Antes de terminar nuestra entrevista, nos gustaría conocer el mensaje que usted quiere transmitir a través de su trabajo con el CGTP.

Yo creo que esta situación como decía, lo que sí resulta como uno a todo, y obliga a repensar los roles de los parlamentos en la problemática urgente que deriva en migraciones forzadas por el hambre y la pobreza; las persecuciones ideológicas y étnicas; por el implacable impacto del cambio climático en algunas regiones del mundo, y lo que lleva a la escasez del agua por la explotación sin el debido cuidado del medio ambiente. Yo creo que tenemos que tener siempre presente que estamos llamados por la historia y por el futuro a poner en marcha, primero cada uno en su propio país, en su propia nación, luego en el mund,o que no se puede activar un proceso de paz sin sustraerse a la tarea de establecer base firme para que nuestro pueblo y estados sean más justos, erradicando todas fuentes de conflictos que encuentren motivos en las injusticias, en las desigualdades, en la marginación, en la indiferencia, en el abuso y el maltrato. Por eso apelo a Dios y a la buena voluntad de cada uno de los integrantes, tanto del CGTP como el IPTP, para cambiar el rol de la humanidad y hacer posible ese objetivo que nos lleva a ambas organizaciones a hacer posible el respeto de los derechos humanos en la tierra. Creo que es el objetivo y es el fin de cada uno de nosotros.

D. Walberto Enrique Allende, le agradecemos muchísimo por responder a todas nuestras preguntas. Muchas gracias por su tiempo y por su atención. ¡Pase usted muy buena tarde!

Muchas gracias. ¡Buenas tardes, un abrazo grande!

Ahmed H.Elshazly, doctor en Filología Española por la Universidad Autónoma de Madrid y analista político en varias misiones diplomáticas árabes y latinoamericanas en España y en Egipto.

Boletin-GCTP-America

También podría gustarte