Global Council for Tolerance and Peace

DESCUBREN LA MÁS ANTIGUA CONTAMINACIÓN POR PLOMO EN SERES HUMANOS

El hallazgo se realizó en Francia: dos niños neandertales que albergaban plomo en sus dientes.
Un equipo internacional de investigadores ha descubierto, gracias al análisis de los restos de dos niños neandertales, la más antigua contaminación por exposición al plomo en el hombre hasta la fecha, siendo estos hallazgos que datan de hace aproximadamente 250.000 años.

El descubrimiento, realizado en el sitio arqueológico de Payre en Ardèche, región del sureste francés, demostró la contaminación por plomo que sufrieron los dos menores a partir de la presencia de este elemento químico en sus esmaltes dentales.
“Visiblemente murieron por envenenamiento de plomo, pues los individuos vivieron en una zona, cercana a lo que hoy son minas, con suficiente plomo como para que se registrara en sus dientes”, afirmó  la investigadora del Centro francés para la Investigación Científica Marie-Hélène Moncel.
Moncel aseguró también que los investigadores han aplicado métodos innovadores para descubrir su manera de alimentarse o las fechas de sus nacimientos, recurriendo al hecho de que los dientes crecen en ritmo y forma similar a los anillos de los árboles.
La investigadora que lidera el proyecto fue quien encontró los restos humanos que datan de hace 250.000 años de estos dos ejemplares infantes denominados ‘neandertales antiguos o preneandertales’.

Los científicos también pudieron realizar otros hallazgos como que los menores cayeron enfermos durante la temporada invernal o que uno de ellos nació en primavera.

Después de analizar las concentraciones de bario -un marcador del consumo lácteo en el organismo-, se ha llegado a la conclusión de que los niños fueron amamantados hasta la edad de dos años y medio.

El estudio, publicado en la revista ‘Science Advances’, supone un avance significativo en el conocimiento de los hábitos de vida de los neandertales.

“El objetivo es saber cómo se supieron adaptar al clima en Europa y a las bruscas variaciones climáticas a las que fueron sometidos unos seres que sobrevivieron durante 300 mil años. No creo que nosotros sobrevivamos tanto”, vaticina de manera infortunada la investigadora.

También podría gustarte