Global Council for Tolerance and Peace

ASÍ FUE EL ESTUDIO QUE DERRIBÓ LOS MITOS SOBRE LA VACUNA DEL VPH COLOMBIA

Estudios con más de 70.000 mujeres concluyó que, además de segura, disminuye el riesgo de precáncer.

La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), que comenzó a aplicarse en Colombia el 17 de agosto de 2012, supo enfrentar una polémica mayúscula.

Y no por su efectividad como biológico, porque las bases que sostienen la hipótesis de que ayuda a prevenir el cáncer de cuello uterino son sólidas, sino por los efectos adversos que muchos le atribuían sin argumentos científicos.

El Instituto Nacional de Salud (INS) dio a conocer que los hechos ocurridos en el municipio de El Carmen de Bolívar –en un grupo de jóvenes que presentaron diferentes síntomas, según ellas, a partir de la aplicación– no tenían nada que ver con la vacuna contra el VPH. Y ahora una exhaustiva investigación dada a conocer ayer concluye que, en efecto, su uso no solo protege contra las lesiones cervicales precancerosas, sino que demostró no presentar reacciones adversas que limiten su aplicación.

Se trata, ni más ni menos, de la revisión más grande hecha hasta el momento con este biológico. Estuvo a cargo de Cochrane una organización sin fines de lucro, libre de patrocinio comercial y otros conflictos de intereses con investigadores de más de 130 países.

En concreto, el trabajo siguió los resultados de 26 estudios durante los últimos ocho años en 73.428 mujeres de todos los continentes. La mayoría tenía menos de 26 años, aunque tres ensayos reclutaron mujeres de entre 25 y 45 años.

También podría gustarte