Global Council for Tolerance and Peace

APADRINAR UNA MASCOTA: OTRO GESTO DE SOLIDARIDAD

Los que no puedan adoptar pueden amparar a un perro o un gato y subsidiar sus gastos.

Existen muchas personas que aman a los perros y a los gatos, pero que no pueden tenerlos en casa. Bien sea por falta de tiempo, de un espacio adecuado o por falta de recursos, pero no tienen la posibilidad de darles un hogar ni de disfrutar de su compañía.

Lo que muchas de estas personas no saben es que pueden cumplir ese sueño pendiente apadrinando a una mascota.

Durante varios años, Óscar Flórez fue padrino de Ámbar, una perra grande y peluda de la Fundación Mía en Colombia. Sin falta, llegaba temprano los fines de semana y la emoción de ambos era muy grande. Se querían mucho. Él la peinaba, la sacaba de paseo y le llevaba comida. Cuando Ámbar murió, Óscar lloró mucho.

Conscientes de que no todos pueden adoptar a una mascota, son cada vez más las fundaciones que ofrecen el servicio de apadrinamiento, que consiste en apoyar económicamente el sostenimiento de un perro o un gato, o asistiendo a sitios donde los puedan pasear o cuidar, ante la imposibilidad de tenerlos en su casa.

Y este modelo se ha convertido en una gran ayuda para las instituciones que se dedican a rescatar y cuidar a estos peludos. Se trata de una tarea que requiere de muchos gastos y esfuerzos. Lo primero, al tomar la decisión de apadrinar una mascota, es acudir a instituciones confiables, con trayectoria y reconocimiento. Es importante conocer en qué estado están los animales y preguntar cómo serán utilizados los recursos.

Adoptar, la primera opción

Fomentar la adopción siempre es lo indicado, rompiendo la indiferencia ante tantos animales callejeros y en estado de abandono que merecen una oportunidad para llevar una vida digna. Estas son algunas ventajas de adoptar.

* Una mascota aporta compañía, amor y una felicidad inigualable.
* Adoptar una mascota genera en los niños un sentido de amor, responsabilidad y respeto hacia los animales.
* Los animales generan una positiva influencia en los niños para su desarrollo emocional.
* Disminuye el sedentarismo en las personas cuando tienen un perro, pues genera una motivación para salir a trotar o a caminar con su perro.

También podría gustarte