Global Council for Tolerance and Peace

ACNUR PREMIA AL CIRUJANO QUE SALVA LAS VIDAS DE LOS REFUGIADOS EN SUDÁN DEL SUR

El cirujano sudsudanés Evan Atar Adaha recibió el Premio Nansen para los Refugiados 2018 en reconocimiento a su dilatada trayectoria de 20 años asistiendo a las personas que huyen de los conflictos en Sudán y Sudán del Sur. El galardón lo otorga anualmente la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
El doctor Atar dirige el único hospital operativo del Estado del Alto Nilo en la ciudad de Bunj, situada al noreste del país africano, y a más de 600 Kilómetros de la capital del país, Yuba.
El centro sanitario donde Atar pasa consulta tiene como objetivo atender a más de 200.000 personas, 144.000 refugiados del estado del Nilo Azul en Sudán y a los 53.000 habitantes del condado sudsudanés de Maban.
Su equipo realiza una media de 58 operaciones semanales con graves limitaciones de suministros y equipamiento médico, como la falta de anestesia general, un solo quirófano iluminado únicamente con una bombilla y la dependencia energética de generadores que a menudo dejan de funcionar.
“Estamos aquí para salvar vidas, no para estar sentados”, afirma, y añade que “en este quirófano no hay lugar para la holgazanería. Todos somos iguales. Somos un equipo”, dijo.
Atar puede llegar a trabajar hasta 48 horas seguidas y en todo momento está de guardia. Vive en una tienda de campaña cercana al hospital, separado de su familia que se encuentra en Nairobi, Kenia, y a la que visita unas tres veces al año para recuperarse de su agotador trabajo como médico.
El galeno se mostró satisfecho por recibir el galardón que tiene una dotación en metálico de 150.000 dólares.
“El premio es bueno para nosotros, para el hospital y para nuestro entorno y nos permitirá tener recursos adicionales y continuar salvando vidas en esta área aislada donde no hay casi nada (…) He dividido las necesidades en tres apartados: estructuras, equipamiento y la formación del personal”.

También podría gustarte