Global Council for Tolerance and Peace

7 de cada 10 colegiales han probado drogas

Hace pocos años eran 3 de cada 10. El crecimiento ha sido acelerado. Además del alcohol se consume marihuana, crack y cocaína.

El consumo de alcohol y dro¬gas mantiene preocupados a las autoridades del Proyecto Victoria, quienes dieron a conocer que siete de cada diez jóvenes han consumi¬do este tipo de sustancias.
Lo anterior lo dio a conocer Ra¬fael Mejía, administrador del Pro¬yecto, quien ha sido testigo de los testimonios que dan los estudian¬tes de escuelas o colegios, donde ellos imparten charlas educativas con el fin que los jóvenes se alejen de los vicios.

“Es preocupante que los jóve¬nes a temprana edad comiencen a consumir drogas. Los padres de familia deberíamos de estar preo-cupados porque hoy en día en los colegios y escuelas se está consu-miendo droga. Sabemos esto por¬que hemos visitado colegios y es-cuelas y salen algunos muchachos informándonos que ya han proba¬do las drogas y han venido a bus¬car ayuda a este proyecto para sa¬lir de esa dependencia”.

Mejía detalló que según las es¬tadísticas que manejan, del 2012 al 2015, de cada diez estudiantes de colegios tres consumían algún ti¬po de estupefaciente. “En este año las cifras andan que alrededor de cada diez jóvenes mínimo siete han probado las drogas. Las eda¬des oscilan entre 12 a 17 años”.

Las autoridades de este pro¬yecto explicaron que la mayoría de muchachos hacen eso para ser aceptados dentro del grupo.
Mejía indicó que los alumnos les han dicho que “los que se dedi¬can a distribuir este producto dan el primer y el segundo toque gra¬tis, para que a ellos les vaya gus¬tando, luego los estudiantes se en¬ganchan y se convierten en clien¬tes fijos. Lo que más están consu¬miendo es marihuana, crack y co¬caína.”

Cada semana llegan al proyecto Victoria más de 12 jóvenes en bus¬ca de ayuda porque están cansados de refugiarse en la drogadicción o el alcohol.

En este lugar los especialistas los atienden y les brindan las terapias necesarias para que puedan tener un mejor estilo de vida, sin vicios.

Actualmente el proyecto tiene, en San Pedro Sula, 27 internos y en Tegucigalpa se están rehabilitan¬do 80 personas de distintas edades.

Mejía comentó que cada perso¬na que ingresa al Proyecto Victo¬ria tiene que internarse durante seis meses o un año para que puedan te¬ner un espacio para reflexionar so¬bre qué aspectos de su vida se han visto afectados por la dependencia de estas sustancias dañinas.

“Los internos en este centro duermen, comen, reciben terapia física y deportiva, terapia ocupa¬cional, psicológica y psiquiátrica y también hay un médico general”.

También podría gustarte